PIDEN CONTROLES ANTIDOPING PARA DOCENTES

Nacionales 09 de febrero de 2018 Por
Claudio Izaguirre, titular de la Asociación Antidrogas de la República Argentina, advirtió que estudios indican que el 12% de maestros de escuelas primarias y secundarias presentan adicciones a la cocaína, marihuana y alcohol. 
Screenshot_2018-02-09-10-36-50-1
Claudio Izaguirre



Desde la Asociación Antidrogas de la República Argentina (AARA), a cargo de Claudio Izaguirre, se solicitó que sean realizados estudios clínicos para detectar presencia de sustancias como alcohol, marihuana o cocaína a docentes primarios y secundarios. "No estamos exigiendo que se inicie una persecución a los docentes, sino que el Estado genere las herramientas para brindar asistencia a quienes padecen el drama de las adicciones en las escuelas", enfatizó el titular de AARA. 

En ese sentido, añadió: "Nuestros estudios indican que el 12 por ciento de los docentes presentan problemas graves de adicción al alcohol, la cocaína, la marihuana y las pastillas de diseño, entre otras. Cabe decir que no se puede eludir esta realidad argumentando que el consumo es del ámbito íntimo y privadode las personas, porque los docentes están a cargo de niños durante muchas horas". 

De este modo, se refirió a que si bien son importantes las discusiones en torno a la paritaria docente razonó que desde la ONG "creemos que resulta esencial cuidar la salud de los maestros, porque el nivel de adicción dentro del gremio es muy alto... son adultos que requieren de atención médica, acompañamiento terapéutico, para abandonar el consumo". 


Según detalló Izaguirre, el consumo de narcóticos y otras sustancias no sólo afecta a los docentes  sino que dicho accionar "genera consecuencias negativas en sus alumnos" quienes son "menores de edad". Y, en virtud de argumentar su petición, lanzó: "En muchos países del mundo se hacen controles anuales y luego aleatorios para detectar la presencia de sustancias que puedan perjudicar la salud de los docentes y su desempeño en clase".

"En Estados Unidos, por ejemplo, tienen claro que una adicción severa puede resultar absolutamente negativo para los niños", agregó sin antes especificar que "sería interesante que los gremios (locales) apoyen" la iniciativa "porque las obras sociales docentes tienen que encargarse de los problemas de adicciones que tengan y padezcan los docentes que tienen chicos a su cargo durante muchas horas".

Fuente: El Intransigente