EN SAN MARTÍN TAMBIÉN HAY GENTE EN LA CALLE

San Martín 06 de julio de 2019 Por
A pesar que en el departamento hay un refugio para las personas en "situación de calle", se quedan muy poco tiempo en el lugar, y por voluntad propia, deciden volver a la terminal, o al hospital.
20190706_171718
Durmiendo en la terminal - San Martín

Las bajas temperaturas han sacado a la luz una problemática que se suscita durante todo el año, pero que en invierno se agudiza considerablemente, incluso hasta llevar a las personas a la muerte.

Diversas noticias llegan a nosotros con respecto a la gente que vive en situación de calle, donde ya no son solo hombres sin techo, sino familias completas que se disponen a dormir en colchones, en las calles de Argentina. Por ejemplo, fue muy mediatizado, gracias a un reportero gráfico, el caso de Zacarías (52), quien falleció días atrás en Buenos Aires, cuando se acostó a dormir en una vereda céntrica y murió de frío. Esta historia no deja de ser una más, entre las muchas que no llegan a los medios, pero son vidas que se pierden en la gélida desidia que nos atraviesa.

Pareciera que habláramos de cosas lejanas. Sin embargo, en la zona Este, muchas personas se encuentran en similar situación. 

Caminando noches atrás por la terminal de San Martín, el escenario fue claro. Habían personas durmiendo en donde podían. Ante este panorama, consultamos a algunos trabajadores de la misma terminal, quienes nos explicaban que es algo normal, pero que los perjudica. Muchos viajeros que tienen que esperar sus colectivos, a veces no tienen dónde sentarse. Además aseguraron que, a pesar de las bajas temperaturas, han tenido que abrir las ventanas de arriba, debido al olor. Explicaban que hay un grupo de jóvenes que van y buscan a estas personas sin techo para llevarlas a un refugio, pero a los días vuelven a la terminal.

20190706_171619
Seguimos investigando, y otros de los sitios que cobijan a los "sin techo" es el hospital Perrupato. Nos decían que el director del mismo ha permitido que se les abran las puertas para pasar la noche, pero que temprano en la mañana se les pide que abandonen el lugar, ante la llegada de los pacientes que acuden a sus turnos.

20190706_171316
Decidimos averiguar dónde quedaba el refugio del que nos habían hablado en la terminal. Contactamos a Graciela M., la encargada de dicho refugio que pertenece a la Municipalidad de San Martín. Amablemente nos explicó que hay un grupo de misioneros que pertenecen a la iglesia del Líbano, quienes se encargan de buscar a la gente que duerme en la calle, y llevarla a esta casa preparada para albergarlos en la noche, ubicada en calles Tropero Sosa y Ruta 7. El lugar tiene una capacidad para 15 personas, y es requisito que se bañen y se realicen chequeos médicos.

El dato que más llamó la atención, es que estos hombres refugiados se quedan muy poco tiempo en el lugar, y por voluntad propia, deciden volver a la terminal, o al hospital. 

Sin dudas son muchas las conclusiones que pueden desprenderse, y varias las aristas en las que el Estado debe tomar partido. Es necesario trabajar más en la permanencia de las personas en situación de calle dentro de los refugios, y en su posterior inserción laboral; y ante los cambios sociales y la innegable crisis económica, poder prever también la solución de un refugio para familias completas, con el acompañamiento en la búsqueda de soluciones, para dignificar la realidad de cada uno de esos seres humanos. Es fundamental sobre todo entender, que hace frío, y la muerte y el padecimiento de muchos, es responsabilidad de todos.