UN NIÑO DE 5 AÑOS Y SU ABUELO CASI MUEREN ELECTROCUTADOS EN LA PAZ

La Paz 14 de febrero de 2019 Por
Un niño de 5 años y su abuelo, de 59, casi se electrocutan en una plaza de La Paz. Un cable que había caído con una de las últimas tormentas, estaba en contacto con un árbol.
20190214_184816
Gentileza

 El niño lo tocó y recibió una fuerte descarga que lo dejó “pegado”. El abuelo tiró de él para salvarlo, cosa que logró pero también sufrió lesiones. Ambos fueron hospitalizados, con quemaduras, y recibieron el alta poco después. 


La familia, contactada por este medio, prefirió mantenerse en silencio. “Veremos qué dice nuestro abogado”, dijo el padre del niño, mientras que su madre confirmó que su hijo tiene 5 años y que su padre, el abuelo que lo salvó, tiene 59.


En tanto desde la Municipalidad de La Paz no sólo reconocieron el hecho, sino que indicaron que “hemos estado en contacto con la familia y estamos atentos a lo que necesiten”. Incluso la comuna fue la fuente que aportó datos sobre el caso.


 Pero el grave hecho tuvo, además, una particularidad casi irónica: mientras la Municipalidad inauguraba la remodelación de una plaza de la villa cabecera, en la que se cambió y modernizó todo el sistema eléctrico y de luminarias, en una muy cercana ocurría este accidente.


El niño, cuya familia había regresado el martes de vacaciones, había ido con su abuelo a la plaza de Villa Quiroga a jugar un rato. En un momento “tocó un árbol, que a su vez tenía contacto con un cable de electricidad que se había desprendido con la tormenta”, dijeron desde la Municipalidad.


El pequeño sufrió una fuerte descarga y quedó sujeto a la rama. El abuelo se percató inmediatamente y tiró de él. Le salvó la vida. Los dos sufrieron quemaduras y debieron ser asistidos.


Desde la Municipalidad informaron que, después de la tormenta y justamente para asegurar las condiciones de seguridad de los espacios públicos, se había hecho una revisión integral y no se detectó ese cable, que evidentemente estaba cortado y oculto entre las ramas. “Hubo un error en la revisión, indudablemente”, indicaron.


Además sostuvieron que la remodelación de la plaza Dr. Raúl Héctor Gil, inaugurada ese mismo martes, contempló entre otras mejoras le modernización completa del sistema eléctrico y la iluminación, justamente para transformarla en más segura. “Se instaló una nueva y segura red de energía eléctrica subterránea, además de un moderno sistema de Iluminación tipo LED, que funciona con 12 volts y que prácticamente anula este tipo de peligros”, indicaron.


Este hecho trajo a la memoria el caso de Leonela Rosales, una niña de 2 años que murió el domingo 26 de noviembre de 2017 pasado, a la noche, mientras jugaba en la plaza principal del distrito santarrosino de 12 de Octubre. La niña tocó un poste del alumbrado de la plaza que tenía cables al descubierto y recibió una descarga eléctrica mortal. El caso tuvo un fuerte impacto social y político en el departamento.

Fuente: Diario Uno.