DETUVIERON EN RIVADAVIA AL ACUSADO DE VIOLAR REITERADAS VECES A SU HIJA

Rivadavia 22 de enero de 2018 Por
Los hechos se produjeron en una finca de Junín. En el penal, el hombre se encontró con sus hijos que también habían sometido a la joven.

Como se preveía, el hombre que fue denunciado por su hija de abusar sexualmente de ella en reiteradas oportunidades en el último tiempo, fue imputado y pasó al penal. Allí se encontró con sus tres hijos, quienes también habían sometido a la joven. Los hechos sucedieron en Junín.


La detención del acusado de 60 años, y de quien no se informa su identidad para preservar a la víctima, se concretó el jueves en la mañana en una finca de Rivadavia. Durante 15 días fue buscado, hasta que un dato permitió llegar a la policía a una propiedad, en donde el sindicado se escondía en una pieza. El lugar está en la localidad La Central, en un sitio bastante retirado, según comentaron algunos pesquisas.


El hombre ya estaba al tanto de la denuncia de su hija y de que iba a ser arrestado, por lo que se movió permanentemente de un domicilio a otro. La Unidad Investigativa de Junín lo atrapó y lo puso a disposición de la fiscal Valeria Bottini.


Las pruebas lo comprometían y el relato de la joven había sido más que veraz para los peritos. Es por esto que fue imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal en un número indeterminado de hechos, agravado por el vinculo. De 8 a 20 años de cárcel tienen como pena este tipo de episodios.


Los violaciones ocurrieron en la finca en donde vivían, ubicada en calle Olivera, del distrito Los Otoyanes, Junín. Con la acusación formal ya efectuada, el sujeto fue trasladado a la penitenciaría en las últimas horas del viernes.


Tras las rejas, con sus tres hijos


En la cárcel el sospechoso estará con tres hijos, quien están detenidos por vejar a la misma chica, pero cuando ella era menor.
Estos individuos fueron capturados en agosto del 2017, y uno de ellos ya fue condenado en un juicio abreviado en el que admitió su autoría. Las causas de los otros dos están elevadas a debate.


Los sospechosos habían abusado de su hermana mientras era menor de 18 años, lo que llevó al OAL (órgano Administrativo Local) a intervenir y excluirla de su casa. Estuvo en un hogar y al cumplir la mayoría de edad regresó a la vivienda. Denunció a los hermanos, pero luego debió sufrir los vejámenes del padre. Sin embargo, no sólo ella fue la que padeció en la casa, si no que otra hermana también fue víctimas de sometimientos sexuales por parte de los primeros tres detenidos.