VÍCTIMAS DEL PRÓVOLO RECHAZAN PEDIDOS DE PERDÓN DEL PAPA

Mundo 17 de enero de 2018 Por
Oscar Barrera, querellante en el caso Próvolo, afirmó que “esperábamos acciones concretas". Víctimas en Chile manifestaron fuerte desconfianza hacia Francisco.
papa en chile
El abogado querellante en la causa Próvolo, Oscar Barrera criticó este martes el pedido de perdón por parte del Papa a las víctimas de abusos sexuales en contra de niños por parte de la Iglesia católica.

Barrera afirmó a Unidiversidad que “en ningún momento el Papa habla de las víctimas de abuso, sino que habla de los que han sufrido daños. No se está haciendo cargo del abuso sexual infantil. Es un flagelo que tiene la iglesia y el cual no se hace cargo”.

“El Papa tiene la misma postura de siempre, son palabras muy superficiales y vacías y no tienen acciones concretas” sostuvo Barrera.

Barrera además recalcó que “la iglesia tiene que acatar las recomendaciones de los organismos internacionales respecto a las investigaciones, respecto de la conducta a adoptar para la protección del niño. Para mí la postura de la iglesia sigue siendo la misma, es una declaración retórica pero no es lo que todos esperábamos. Esperábamos acciones concretas o una decisión más seria por parte de la iglesia”.

Víctima de Chile rechaza el pedido de perdón por parte del Papa

Juan Carlos Cruz, periodista chileno y una de las víctimas de los abusos por parte del cura Fernando Karadima publicó en twitter: “El Papa pide perdón por abusos en la Moneda. Otro buen titular que saca aplauso y ahí se queda. Otro titular barato. Basta de perdones y más acciones. Los obispos encubridores ahí siguen. Palabras vacías. Dolor y vergüenza es lo que sienten las víctimas”.

El Papa @Pontifex_es pide perdón x abusos en la Moneda. Otro buen titular que saca aplauso y ahí se queda. Otro titular barato. Basta de perdones y más acciones. Los obispos encubridores ahí siguen. Palabras vacías. Dolor y vergüenza es lo que sienten las víctimas.

— Juan Carlos Cruz Ch. (@jccruzchellew) 16 de enero de 2018

 En ese contexto, señaló que desea "unir a mis hermanos en el episcopado, ya que es justo pedir perdón y apoyar con todas las fuerzas a las víctimas, al mismo tiempo que hemos de empeñarnos para que esto no se vuelva a repetir". "Lo único que han hecho es darnos bofetadas, cuando acusamos ser abusados por el monstruo (Karadima), él (Francisco) nos quitó la mano", afirmó.

Fuente: Diario Unidiversidad