VIOLENTO ASALTO: LE CORTARON UN DEDO Y LE ROMPIERON LOS DIENTES A UN COMERCIANTE EN SAN MARTÍN

San Martín 09 de noviembre de 2020 Por Mega
El hecho se registró en la tarde de este lunes en el barrio Las Bóvedas. A la víctima la esperaron en la vereda y en el interior del domicilio la golpearon y ataron a su madre. Los ladrones se robaron plata y otros elementos.
Policía
Imagen ilustrativa

Investigadores policiales y judiciales de San Martín se encuentran abocados a un grave hecho ocurrido en la tarde de este lunes, que dejó como saldo un comerciante internado tras ser violentamente atacado por delincuentes en su casa. A la víctima le cortaron un dedo, le quebraron varios dientes y le robaron plata y celulares.

El asalto se concretó alrededor de las 14, en el barrio Las Bóvedas. El hombre había salido de su trabajo, una distribuidora de golosinas y cigarrillos ubicada en pleno centro del departamento, y al llegar a su vivienda se encontró con al menos tres malvivientes que lo esperaban en la vereda. Cuando los enfrentó, los ladrones lo apuntaron con armas de fuego y lo obligaron a ingresar al domicilio.

Allí lo golpearon brutalmente mientras le pedían dinero. También estaba la madre del comerciante, una mujer de 83 años que fue atada por los agresores.

El hombre, que tiene 52 años y de quien se reserva su identidad por seguridad, sufrió la rotura de varias piezas dentales y le arrancaron un dedo. Luego de torturarlo, los malhechores escaparon con unos $10.000, dos teléfonos y cartones de cigarrillos, aunque el botín podría ser más abultado; para saber se espera por la declaración del herido.

Cuando el hombre logró reponerse llamó al 911 y una ambulancia lo trasladó al hospital Perrupato, en donde quedó internado fuera de peligro. La señora mayor fue asistida en su hogar por una crisis nerviosa y no presentaba lesiones.

El caso está siendo trabajado por la Unidad Investigativa de San Martín y por el fiscal Martín Scatareggi, con la coordinación del fiscal en jefe, Oscar Sívori. Los pesquisas están asombrados por la violencia de los ladrones, que evidentemente fueron con la información de que hallarían mucho dinero en el lugar.

Los investigadores aguardan por las grabaciones de las cámaras de seguridad para identificar a los ladrones y al rodado en el que llegaron. Los sospechosos serían tres, pero no se descarta un cuarto sujeto que no fue visto por las víctimas.

Fuente: Los Andes

Mega

Redacción.